">Ad
Search
Thursday 21 June 2018
  • :
  • :

¡Un millón de Toyotas! La automotriz vende su carro número 1,000,000 en Puerto Rico

El Corona fue uno de tres modelos con los que Toyota entró al mercado puertorriqueño en 1966. Los otros dos fueron el Corona y el Land Cruiser. Todas las fotos: Archivos de Toyota

 

Tras 51 años en Puerto Rico, Toyota llega al millón de unidades vendidas.

 

En abril, Toyota llegó al millón de unidades vendidas en Puerto Rico. La cifra tan emblemática fue alcanzada 51 años después de la entrada oficial de la marca a Puerto Rico.

Toyota entró a la Isla en 1966 en una época en la cual la preferencia de los consumidores era por los autos grandes americanos.  No obstante, los puertorriqueños adoptaron rápidamente el concepto de un auto japonés pequeño y con motor de tan solo cuatro cilindros. De hecho, Puerto Rico se le adelantó por una década a Estados Unidos, cuyos consumidores no comenzaron a comprarlos en cantidades significativas sino hasta varios años después del embargo petrolero de 1973.

El Land Cruiser fue parte del trío de modelos con el que Toyota entró a Puerto Rico en 1966. Los otros dos fueron el Corona y el Crown.

 

Los primeros tres modelos que Toyota trajo consigo fueron el Crown, el Corona y el Land Cruiser. Para el 1968 añadió el eventual campeón mundial en ventas, el Corolla y a partir de ahí, otros favoritos de los toyoteros boricuas como Tercel, Starlet, 4Runner, RAV4, Camry, Paseo, Yaris, Supra y por supuesto, el Corolla “Punto Ocho”.

Una foto a color del Land Cruiser. Aún para esa época 1966 y hasta parte de la década de los noventa, las automotrices difundían muchas fotos en blanco y negro.

 

“Este hecho es muy significativo”, expresó en un comunicado Nancy Navales, vicepresidenta de Toyota de Puerto Rico. “Para nosotros representa generaciones de puertorriqueños conectados mediante su Toyota. Nos llena de orgullo ver la relación especial que tienen con sus Toyotas y cómo son parte de la familia y los pasan de generación en generación”.

La ejecutiva mencionó que durante los próximos meses la automotriz estará organizando varias actividades para celebrar el hito. En MotorShowPR comenzamos la celebración desde ahora mismo con esta gran galería de fotos históricas de distintos Toyotas. Todas las fotos (menos una) son de época y originales de Toyota, por lo que fueron tomadas cuando estos autos eran nuevos. Espero que les gusten.

A todo el equipo de Toyota de Puerto Rico, sus dealers (actuales y del pasado) y antiguos distribuidores, muchas felicidades. ¡Que venda el próximo millón!

 

Siempre ha sido un sedán mediano, pero el Camry de primera generación (1983-1987) también venía en formato hatchback de cinco puertas.

 

 

El Starlet fue el primer modelo que Toyota ofreció por debajo del Corolla. Rápidamente se convirtió en uno de los autos de mayor influencia en las pistas de dragueo del País. Su hermano gemelo, el Tercel de primera generación era idéntico, pero de tracción delantera. Fue el primer Toyota FWD.

 

 

La peculiar van Toyota de la década de los ochenta tenía una pequeña nevera con “ice maker“.

 

 

El modelo de primera generación del eventual campeón mundial en ventas de todos los tiempos: el Corolla.

 

 

El carro con el que Toyota retó al tradicional sedán grande americano: el Avalon. Tan bien emuló a las barcazas de Detroit, que el modelo de primera generación hasta tenía un asiento delantero tipo “bench” para tres personas. Tan bien los imitó, que la prensa automotriz estadounidense lo apodó “el Buick de Toyota”.

 

 

Otra foto del Corona de primera generación.

 

 

El fenómeno Yaris. Cuando entró al mercado en el 2006 hizo lo que tal vez ningún otro carro haya hecho: destronar al Corolla del primer lugar en ventas en el país.

 

 

La primera generación del MR-2 impactó cuando llegó a mediados de los ochenta. Aún recuerdo cuando vi uno por primera vez en el viejo dealer que Gómez Hermanos tenía en la avenida Muñoz Rivera en Hato Rey.

 

 

¿Recuerdan “las ATH”? Así se les decía a las station wagons Tercel por la mica que tenía en la puerta trasera y que se parecía a una máquina de cajero automático o “ATH” como les decimos en Puerto Rico. Algunas, como esta de la foto, eran 4×4. Esta es la foto promocional que se le entregaba a los medios estadounidenses.

 

 

El Echo tuvo la difícil encomienda de sustituir al carro de mayor venta en Puerto Rico en esa época: el Tercel. Su diseño no le ayudó mucho y aunque vendió muy bien, nunca igualó los números del Tercel. Como resultado, el Corolla se trepó al primer lugar en ventas.

 

 

El AE86, el llamado “Corolla sapito”, fue inmensamente popular en su época. Todavía lo es y siguen viéndose muchísimos en la calle. Siempre digo que Puerto Rico pudiera ser el país que más AE86 tiene aún corriendo.

 

 

El máximo monstruo en la historia de Toyota: el Supra de cuarta generación. Tan magistralmente diseñado, que casi 25 años más tarde, todavía luce moderno.

 

 

Según la Land Cruiser fue evolucionando, fue tornándose cada vez más cara. La estrategia de Toyota fue crear la 4Runner (arriba) y los resultados fueron excelentes.

 

 

Todas las generaciones del Tercel fueron muy exitosas, pero ninguna como la quinta (y final) que salió en el 1995. Había quienes los adornaban para que pareciera un BMW.

 

 

 

Otro Tercel de gran aceptación: el de segunda generación (1983-1987)

 

 

Con la RAV4 Toyota entró en el 1996 al entonces naciente segmento de las guaguas compactas. El modelo de primera generación también estaba disponible de dos puertas.

 

 

Todas las 4Runners de primera generación son convertibles. Pero es muy raro ver una sin el techo por lo pesada que es la enorme caporta dura removible. Así que confórmense con verla descapotada en esta foto.

 

 

La cuarta generación del Tercel (1990) también fue muy popular.

 

 

No era muy sexy que digamos, pero en Puerto Rico, Toyota le puso el prefijo “Sexy” al modelo cupé del Tercel de tercera generación (1988) y el éxito fue gigante. Todo el mundo quería un “Sexy Tercel”.

 

 

 

La T100 fue un fallido intento de Toyota de ofrecer una pickup mediana. Era más grande que las compactas, pero muy pequeña como para competir con las pickups grandes de Ford, Dodge y General Motors, por lo que fracasó en Estados Unidos. En Puerto Rico fue prácticamente invisible. Hoy día, 20 años más tarde, el segmento de las pickups medianas es inmenso. Veredicto: la T100 estaba demasiado adelantada a su época.

 

 

Basado en el Tercel de cuarta generación, el Paseo fue el modelo con el que Toyota entró (y dominó en Puerto Rico) al muy entretenido segmento de los cupés económicos de estilo deportivo. Fue un segmento muy popular a principios de los noventa en el que competían otros carritos muy atractivos como el Mazda MX-3, el Hyundai Scoupe y el Nissan Pulsar NX. Misteriosamente, el spoiler trasero del Paseo terminaba en los Tercels de esa época.

 

 

La Previa era la nave espacial de las minivanes. Mucho se ha bromeado porque se parece a un huevo, pero yo la encuentro bellísima.

 

 

Muy bien, esta es la única foto que no es original de Toyota. La tomé yo. Y es que en el archivo de Toyota no hallé ninguna foto del Corolla de cuarta generación (1980-1983), el famoso “Punto Ocho”. Se le decía así por su motor de 1.8 litros. Es uno de los carros más trascendentales en la historia automotriz de Puerto Rico y fue el más emblemático de toda la década de los ochenta. En términos culturales, era el carro por excelencia de los fanáticos de la másica salsa de los ochenta, los llamados “cocolos”. Este ejemplar, de la colección de Nicolás Amaro, está virgen, todo original. Pero en los ochenta, ningún Punto Ocho lucía así. Los salseros les bajaban la suspensión y los decoraban con una sobreabundancia de accesorios. Y por menos que a alguien le gustara los Punto Ochos cocolizados, que no se atreviera a criticar, porque como decía la clásica pegatina de la época, su hija pudiera ir a bordo.

 

Ahora les pregunto: ¿cuáles otros Toyotas les gustaría ver en esta galería? ¿Tienen alguna historia con un Toyota que quisieran compartir?

De paso, la colección privada de Toyotas clásicos más grande del mundo es de Puerto Rico. Pueden verla aquí mismo.

 

 

 

 

 

Comentarios

comments



identicon

Periodista automotriz, escritor, viajero, road tripper y fanático del metal. Su carrera de más de 20 años lo ha llevado a cubrir eventos en países de Asia, Europa, el Caribe y Latinoamérica, además de gran parte de Estados Unidos y Canadá. Actualmente escribe la sección de autos del semanario de negocios "Caribbean Business", las de autos y viajes del semanario "CB en Español" y de las revistas "Imagen" y "Buena Vida". En radio cubre la industria automotriz en el programa "AutoShow 580" (sábados a las 4:00 p.m. con repetición a la medianoche) por la estación WKAQ de Univisión Radio y los lunes en la mañana conduce las cápsulas informativas "MotorShow" en las estaciones "Estereotempo", "Z-93", "La Nueva 94" y "El Circo de La Mega".


3,648 thoughts on “¡Un millón de Toyotas! La automotriz vende su carro número 1,000,000 en Puerto Rico

  1. la rueda dela fortuna tarot marsella